Image Hosted by ImageShack.us

domingo, 3 de agosto de 2008

Te extraño...suficientes veces al año

Las grandes palabras, las grandes frases, aquellas que perduran en nuestra memoria siempre...una persona, una simple frase, dos minutos de una vida larga pueden marcar una fina diferencia entre ser feliz y pudrirte en el más oscuro de los infiernos. Me encantaría saber que decir en cada momento clave de mi vida, elegir las palabras perfectas para cada momento para que mi entorno permanezca en una perfecta armonía... Muchos saben o muchos creen que las palabras son lo mío, que se elegir casi instantaneamente lo que decir en cada momento para poder mantener lo que he llamado antes una perfecta armonía... pero lo que ellos no saben es la responsabilidad que conlleva el que la gente espere eso de ti, que la gente tenga la certeza de que dirás algo que no hayan pensado y que tengan las cosas claras...pero no siempre el plan sale bien y muchas veces dejas fluir sin pensar (cosa que no haces muy a menudo) lo que tu mente piensa en ese mismo momento y a veces haces daño a aquellos que más amas, pero eres listo...sabes que lo eres y siempre intentas enmendar errores y aunque lo consigas, siempre te perseguirá la deshonra de haber fallado, de tener una leve mancha en el inmaculado expediente de la vida... Es como la venganza, buscas e intentas saciar esas ganas de venganza día tras día, luchando por aquello que consideras justo, y un día te despiertas despues de mucho tiempo, creyendo que tu vida ha sido solo una pesadilla, pero es la realidad y no puedes hacer otra cosa, solo existe la venganza...

Gracias a Dios, mi corazón no alberga venganza, ni odio, ni dolor, sino todo lo contrario: Nunca pensé que llegaría esto, siempre creí que estas cosas solo le pasaban a los demás, como cuando te toca la lotería, te abducen los extraterrestres o cuando ves a algún santo en el gotelé de tu casa... Pero la vida es perra y no te da nada gratis, debes trabajar, esforzarte... y si crees que no es así...tranquilo; el camino esta lleno de peligros, lleno de pruebas que tienes que superar, miles de enemigos que tienes que vencer, lo malo es que ni siquiera sabes como van a venir esos enemigos y tienes miedo, miedo de perder la batalla y volver a los infiernos; miedo de que el peso de las responsabilidades me hagan tambalear. Pero lo que tiene el miedo es que siempre aguarda en cada esquina, esperando un solo momento de debilidad para aparecer y morderte el culo...pero el miedo es cobarde y desaparece en cuanto surgen dos ojos, ojos que brillan como la luz de la Luna, ojos que muestran ternura, felicidad y amor; ahí el miedo poco tiene que hacer, su batalla es totalmente en vano y se va por donde ha venido con el rabo entre las piernas... Pero en cuanto esos divinos ojos se van, el miedo vuelve cual hiena esperando a devorar lo que los leones han dejado; pero la fortaleza que dejaron esos ojos en su presencia podrá con todo...se que podrá...

Ahora pasará una eternidad hasta que los vuelva a ver, el miedo será mi pan de cada día, no aguardarán en cada esquina para atacar, sino que estarán atacando constantemente...por eso necesito tener la certeza de que todo va bien, de que irá bien, necesito tener la certeza de que esos ojos estarán bien sin mi durante una temporada y que nunca se pondrán tristes, que nunca llorarán mientras no este...porque sino estoy con ellos mientras lloran, no podré secar sus lágrimas y esa impotencia será insoportable...

No sufras bella mirada divina, yo estaré bien si tu me prometes que estarás bien... El día de tu vuelta, el día en el que te vuelva a tener en mis brazos, será la meta por la que destrozar a cañonazos el miedo que tanto daño hace, el día de tu vuelta será el destino por el que luchar cada día durante tu ausencia...y así lo haré...soy CAPAZ.

1 comentario:

Moon dijo...

si eres capaz de luchar contra ese miedo que te acecha hasta el dia esperado, tambien se intentara luchar contra las lagrimas hasta ese dia.



I'm able too beibe.