Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 16 de noviembre de 2007

Miedo a oirnos

Despues de casi un año escribiendo en este blog, me he dado cuenta de varias cosas. Una de ellas, es que en ocasiones, cuando escribes un post que ha tenido muy buena aceptación por la escasa gente que te lee, te bloqueas y no puedes escribir un post hasta dentro de un tiempo, porque temes no estar a la altura del post anterior, y te salen temas absurdos sobre los que hablar, sobre algo absurdo que has visto y te genera una visión totalmente diferente de la vida tal y como la conoces... y creo que este es uno de esos casos:

El otro día estaba comiendo en la cafetería de la facultad de derecho de Valencia (Cuanto más completo mejor, ademas que si poneis alguna de esas palabras en el google seguro que aparece mi pagina eso supone más visitas absurdas y más auto engaño) y resulta que encima de la mesa habia un libro muy finito titulado "60 respuestas a las 60 eternas preguntas del escritor novel" -Ariel Rivadeneira- Y se sabe que mientras comes, puedes leer y prestar más atención a lo que lees, es un hecho totalmente demostrado por toda la comunidad de gordos; el caso, lo estuve ojeando durante un rato prolongado; vereis no es que quiera ser escritor, aunque no es algo que descarte (visto lo visto), pero sí que entra dentro de uno de mis "sueños personales" el escribir un libro y publicarlo, no se, me gustaría bastante el hecho de que la gente lea algo que tu has escrito durante mucho tiempo y que intenten ver los puntos de vista que has dado, los enfoques de los personajes, de las tramas (Porque igual puedes tener un punto de vista y otra persona puede tener otro totalmente diferente) y de repente me encontré este libro (que como no era de nadie me lo acabe quedan, y hubo una cosa que me llamó especialmente la atención: Hablaban sobre los bloqueos que a veces sufren los escritores noveles y no tan noveles, y sobre la escritura personal; decia algo así como que a veces no nos atrevemos, o no plasmamos al cien por cien una idea por miedo a oirnos (leerla) No se a vosotros pero a mi me sorprendio, y ademas me sentí identificado, porque tambien escribo un diario (que no es diario, es más bien un devezencuandio) y emociones que a veces tengo muy a flor de piel o pensamientos muy fuertes los he escrito, pero muy arregañadientes, como diciendo...lo escribo, pero me duele pensar así.

No se exactamente porque pasa eso, es como si tuvieramos una idea, un pensamiento sobre algo que nos aborda a la mente, y no querer aceptarlo, como si una voz nos hablara y la hicieramos callar a golpes. Y a veces estas "voces" que tenemos son las más realistas de todas (no de todas las voces que podamos tener claro...haber si vamos a pensar que estamos locos siempre) pero si que son los puntos de vista mas viscerales, sinceros y por lo tanto crueles que podamos tener, y que a veces no nos queremos dar cuenta...por eso pienso que es bueno escribir un devezencuandio, porque nos liberamos de esa "carga" que tenemos de algún día horrible, o de alguna escena que nos atormenta día a día, o de algun pensamiento que no podemos evitar tener sobre algo o sobre alguien, y aunque nos asusten...son las realidad más pura, y aceptarla nos convierte en sabios.

1 comentario:

Helenatxu dijo...

xD respecto al último párrafo, lee en mi blog mi penúltimo post, o mejor aún, lee el que se llama "No me gusta que me toquen los cojones" xDD

por cierto! Ese libro de la 60 preguntas y respuestas también lo he leído yo, pero en Internet! ;)