Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 28 de marzo de 2008

Decisiones difíciles [Teoria del Precipício de la Realidad]

Para todos aquellos que no sabéis que decisión tomar, para todos aquellos que la vida no os da más que problemas, para todos aquellos que sufrís, para tos aquellos que os debatís posibilidades y opciones, aquí en Las Lágrimas del Dragón no hacemos ascos a nada, Filosofía barata para todo el mundo...

1) Existe el momento en el que estamos parados, sin tener ningún momento bueno ni malo, suelen ser momentos de transición entre algunas experiencias nuevas y viejas. Tras alguna tragedia, tras la tormenta, llega la calma, es en ese momento cuando aprendemos de lo que ha ocurrido. Estamos quietos amarrados con una cuerda al precipicio de la realidad.

2) Luego volvemos a salir a flote, y volvemos a tener buenas experiencias, conocemos a alguien interesante, nos ascienden, son buenos momentos, momentos felices de nuestra vida que nos hacen sentir bien. Esos momentos los representamos con tablones: Cada tablón es un momento feliz, algo sobre lo que se apoya tu vida actual, confías en que los momentos felices y la estabilidad que conllevan, sigan donde están sin moverse, siguen pasando cosas buenas y seguimos clavando tablones.

3) Luego, por un casual, algo va mal, algo falla en toda la ecuación, se a muerto algún familiar, nos a dejado la novia, algún recuerdo ha vuelto a salir a flote y esos tablones que durante mucho tiempo llevábamos clavando, se desvanecen, esos momentos felices se evaporan. Como no hay ningún tablón al que sujetarse, al no haber ningún momento feliz que nos mantenga estables, nos caemos al vacío, pero al estar sujetos con la cuerda, nos chocamos frenéticamente con la pared, describiendo un cuarto de circunferencia en el que el radio lo marca la cuerda. Si os fijáis bien, la distancia recorrida con los tablones, es la misma distancia entre el golpe contra la pared y donde hemos amarrado la cuerda. Luego, podemos deducir con este ejemplo claro, que cuando algo feliz que nos sostiene, desaparece, causa el mismo efecto y en la misma cantidad exacta pero en la dirección contraria.

- FELICDAD = + DEPRESIÓN


Puede que no halláis sacado nada en claro de todo esto, que cuando dejas de ser feliz, eres infeliz en la misma cantidad que eras feliz, pero realmente lo que hay que sacar en claro de todo esto es que ¿Realmente se podría vivir en el origen de la cuerda, en la neutralidad más absoluta? ¿Se podría vivir una vida en la que no te afecte nada, ni lo bueno ni lo malo? Realmente estaría bien vivir una vida en la que no tienes momentos malos, pero te privarías de todos los buenos. ¿Moraleja? Para disfrutar hay que sufrir, el que no se tira a la piscina no se moja, el que arriesga puede perder pero el que no arriesga esta perdido, perro ladrador poco mordedor...Uy perdonad, que se me ha colado un refrán de más...

3 comentarios:

Lorr! dijo...

PERFECTO!


















PD. pero es de coppola no?!XD

Boro dijo...

Aplicate el cuento

kikarrr dijo...

Yo creo en tu fórmula por lo que he podido vivir.La vida es como una montaña, según vas siendo más feliz, subes hacia arriba y cuando ya consigues estar en la cima, es porque ya no crees que puedes ser más feliz y entonces es cuando empiezas a bajar o te das un batacazo impresionante y vuelve de nuevo la tristeza.
Pero siempre habrá tiempo para volver a subir de nuevo y volver a ser feliz...