Image Hosted by ImageShack.us

miércoles, 20 de febrero de 2008

Adios cerebro. Hola Llave Inglesa [Teoría Eliminación del alma mediante el trabajo]

Coconuts!!! Hola de nuevo a todos aquellos que me visitais con la esperanza de que escriba algo nuevo; mil perdones por la última sequía, y es que entre series, Wibels, y clases... uno no gana para disgustos. Los grandes seriofilos como yo sabreis lo de la "Gran Huelga de Guionistas" que asolan las grandes series de América, que a mi no me importa, si quieren hacer huelga estan en su derecho, pero los que la sufrimos realmente somos los drogadictos tele-espectadores, pero a los millonarios de las cadenas solo les importan los millones y no los pequeños corazones de los que entregamos nuestras vidas a sus cerebros...snif. Y sin más preambulos...COMENCEMOS!

Muchos de vosotros, sois jovenes estudiantes a los que todavía les dan la paga cada fin de semana para salir por la noche, esperais toda la semana, para que al final os recompensen por el "trabajo bien hecho". Yo soy uno de ellos, pero intento aportar un pequeño granito de arena a esta nuestra putrefacta sociedad. Hace cosa de un mes y pico empece a trabajar como acomodador/azafato de protocolo (es lo que pondrías en el curriculum porque suena mejor) del Palacio Reina Sofia de la Ciudad de las Ciencias de Valencia. Es como cualquier otro trabajo, los compañeros son muy simpáticos todos, no hay demasiado estres, la responsabilidad es escasa, el uniforme es un tanto ridículo (se me notan hasta los pelillos de la barriga cervecera) y el sueldo, es el típico de cualquier estudiante que quiere sacarse unas pelas. Pero como cualquier otro trabajo, tiene sus consecuencias malignas que solo yo, soy capaz de percibir, quizas por mi avanzado y evolucionado cerebro o quizas...bueno...no se me ocurre otra cosa.
Una mente creativa o un pelín despierta, necesita de vez en cuando dar rienda suelta a su imaginación, dejar que la mente vuele, que el alma vuele, sin necesidad de ninguna sustancia "tratada". Y para ello necesita unas determinadas condiciones en el entorno idoneas para ello. A veces necesita tener un entorno tranquilo, otras veces alborotado, otras veces durante la comida y otras veces solo (creo que este es el mejor entorno de todos) Pero en cualquier caso son entornos, situaciones en las que no tiene que tener la mente en activo, son momentos en los que la mente esta totalmente a merced de las inspiraciones que puedan venir, y el antagonista de estas situaciones, es el trabajo.

No estoy diciendo en ningún momento que el trabajo sea malo, si algo quieres, algo tienes que sacrificar, y si quieres comer, tienes que currartelo. Pero no solo de pan vive el hombre: No podemos sacrificar el alma, solo por un bien de primera necesidad, es más, la cultivación del alma, de lo creativo, debería ser un bien de primera necesidad, por que sin algo (por pequeño que sea) que aportar al mundo, nuestra vida no se diferencia en nada a la de un simple paramecio, quedamos reducidos al simple ser que trabaja, consume, duerme, se procrea y muere.

En conclusión amigos: El trabajo destruye la creatividad humana (a no ser que tu trabajo implique ser creativo, en ese caso eres creativo siempre) destruye el alma, pero nos mantiene vivos, nos mantiene ocupados, lo que nos hace sentirnos útiles, servir para algo; sensación que a la gente, inconscientemente, le compensa mucho, puesto que a muchos el trabajo les absorbe de cualquier otra cosa.

Es curioso que el mundo, o la evolución, prefiera a un ser humano vivo sin alma, que a un muerto de hambre con alma.

2 comentarios:

Irene dijo...

Buehh!! Hola!!
Bueno, ya me tocaba escribir. Decir que tu historieta de Wibbels me gustó mucho, sobre todo me encanta la imaginación para inventarte a un personaje ""MAZORCA""!!!!! En la vida, a nadie se le habría ocurrido eso xDDD.
Bueno, una vez dicho esto, pasar a decir solamente una cosita. Yo no creo que el trabajo destruya el alma, porque no pienso que exista ningún trabajo en el que la creatividad no esté presente. Aunque pensemos que no. Lo malo del trabajo no es el trabajo en sí, sino el tipo de gente que lo lleva a cabo. Somos la gente la que destruímos verdaderamente el significado de trabajo, porque creo, que no hay nada más creador del alma que un buen trabajo que te haga luchar por aquello que desees y quieras. No se pueden tener las cosas regaladas hay que luchar por ellas mediante el trabajo. Lo malo de hoy en día, es que se llama trabajo a muchas cosas que no lo son, y que la misma política y sociedad nos quieren hacer creer que sí. Así pues, el verdadero trabajo nunca destruirá nuestra alma.. ahora pues... creo que el verdadero problema es saber distinguir entre cual es el trabajo y cual no lo es.
Agur!!!!

Anónimo dijo...

un mago tiene un trabajo q requiere ser creativo. tony, hazte mago!